abrir puerta con radiografia

Abrir puerta con radiografía, realmente funciona

Son varios los métodos que existen para abrir una puerta sin tener las llaves. Uno de los métodos existentes y más usados, y con mejor resultado, es utilizando una placa de rayos X, las radiografías son láminas bastante flexibles y duros, las cuales sirven de palancas para abrir puertas en caso de emergencias. También, son fáciles de conseguir, pues casi todas las personas tienen una radiografía en su casa. Con este nuevo método de abrir puerta con radiografíala puerta se abre sin necesidad de forzar las cerraduras por lo que estamos hablamos de una técnica de robo muy sigilosa.  

Existen infinidades de personas que se plantean como abrir una cerradura de puerta que los métodos son muy distintos. Además, de los elementos a usar son también difíciles de obtener por qué no es lo mismo como abrir una puerta cerrada con llave, qué abrir una chapa de puerta bloqueada o trabada o, abrir un llavín sin llave, pero con seguridad anti-alambre, anti-taladro, anti Bumping. Al abrir puerta con radiografía vas a introducir por la rendija vertical y contiguo a la cerradura, si puedes intentar que sea algo por encima o por debajo de la misma. Intenta buscar el desliz y como te indique anteriormente haz que se deslice hacia dentro por el juego de la radiografía con el mismo.

abrir puerta con una radiografia

¿Cómo abrir puerta con radiografía? 

Estas láminas, fácilmente, pueden deslizar por los ángulos en forma de “L” la gran mayoría de las puertas o por zonas de difícil acceso. Para lograr abrir una puerta sin llaves, requerirás una lámina de radiografía, también un poco de aceite lubricante y, sobre todo, paciencia por si no funciona a la primera.

Deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • Puedes lograr abrir puerta con radiografía, teniendo o no las llaves puestas en el cerrojo, siempre y cuando no estén giradas. No obstante, no pierdes nada al intentarlo para adquirir práctica, ya que son muchas las puertas de interiores o cerraduras antiguas que le funciona muy bien la técnica de la radiografía cuando sus llaves están tendidas o no las tienen a mano.  
  • Para abrir puerta con radiografía es necesario que la cerradura no este rota ya que esto puede dificultar un poco el trabajo, haciendo perder la paciencia y terminar llamando al cerrajero.

 Puede sonar sorprendente que podas abrir puerta con radiografía de nuestra casa o negocio, pero es un método que utilizan muchos cerrajeros. ¿Y funciona? por supuesto que funciona, aunque no todos los casos son efectivos. Para que sea efectivo, no debe estar echada la llave. Aunque la llave esté puesta por dentro, si no está girada, la técnica de la radiografía puede marchar. La única situación es que no esté echada, en cuyo caso que esto suceda se tendríamos que buscar una alternativa, como por ejemplo contactar con un cerrajero.

Probablemente estés preguntándote ¿por qué los profesionales utilizarían está técnica? ¿Seguro que existen otras bastante más sofisticadas? Y es cierto. Pero esta técnica de la radiografía es una técnica de apertura de puertas sin llaves muy ventajosa que existe. ¿Por qué? Porque es una técnica que no pone en peligro la seguridad de la cerradura, a diferencia de otros métodos que termina dañando la cerradura. Ante otras herramientas como destornilladores, cuchillos o alambres, la radiografía llega más lejos.

Guía para abrir la puerta con una radiografía

  1. Introducirás tu radiografía entre la puerta y el marco, por encima o por debajo de la cerradura. Esta lámina puede medir entre10 y 20 centímetros promedio, no dejaras toda la lámina ensartada con unos 5 cm será suficiente.
  2. Empujaras la lámina con fuerza, firmeza y mucho pulso, en dirección hacia donde está la cerradura.
  3. Pasado un tiempo y con mucha paciencia, da golpes cortos y fuertes a la lámina de radiografía
  4. Mientras intentas el procedimiento tres, en algún momento, el cerrojo cederá y la puerta se abrirá.

Debes recordar que necesitas tener agarre y que cierto nivel de roce es necesario para trabajar forzando el pestillo y abrir la puerta. Se recomendable colocar lubricante o aceite tres en uno, tanto en el marco como en la lámina para facilitar el deslizamiento de la radiografía.  Si no alcanzas la cerradura con la punta del recipiente, puedes hacer uso una pajilla. No uses esta técnica en puertas y cerraduras que no sean tuyas o al menos que tengas la autorización del propietario o propietaria de la casa, si no, pudiste abrirla te recomendamos que llames aún cerrajero.

Call Now ButtonPulse para llamar

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar